Diario de un parkinsoniano

Nahia e Ibai. Ibai y Nahia

Hoy empiezo mi entrada en el blog por su final. Apoyando mi cabeza en el quicio de la puerta de mi casa, pensativo, viéndolos alejarse de ella. Son ellos, Nahia e Ibai, Ibai y Nahia. Mis dos mellizos favoritos, mis pequeños sobrinos, convertidos ya en dos preadolescentes de casi catorce...


Qué vida más achuchá

Erase una vez, una vez que se era, una niñita llamada Elma. Elma tenía apenas siete años, y, aunque era un poco menuda para su edad, lo suplía con creces con el arte y salero que desprendía al hablar. Le gustaba acurrucarse en los brazos de Jenny, su mamá, viendo...


Lua

Lúa es alguien que he conocido estos días en Serradilla del Arroyo, un pueblecito de Salamanca que está muy cerca de Extremadura, la tierra donde nació mi padre. Tiene seis años y es una perrita de aguas de pelo blanco, tan corto y suave que parece el lienzo de un...


Hasta siempre Txemis

Hoy había empezado a escribir en mi blog, abandonado desde hacía tantos meses. Mi intención era escribir acerca de los cumpleaños, aprovechando que hacía unos días había sido el mío. Pero todo lo que había escrito lo he borrado de un manotazo, al enterarme que te habías ido así, tan...


Preparados, listos... ¿ya?

Querido diario. Hoy, de nuevo, vuelvo a pintar tu blanco lienzo con los trazos de mis pensamientos. Intentando, de esta manera, expulsarlos, sacarlos de mí, para poder ordenarlos y pensar con claridad. Permíteme que lo haga. Han pasado apenas unas horas desde que salí de la consulta del neurólogo. Y...