Diario de un parkinsoniano

Día de escuela

Con esa puntualidad británica que le caracteriza, Parki volvió a despertarme a las cinco de la mañana. Por lo menos esta vez ya puedo desayunar y empezar a tomar toda la medicación - farfullé, a modo de consolación. Además, estaba bastante intrigado por las últimas palabras de los...


Challenge

Sobre las cinco de la mañana, los temblores me volvieron a despertar, como la noche anterior. Las dos miseras pastillas de levodopa que me habían dado (la última sobre las 10 de la noche), apenas me habían hecho efecto, probablemente porque fueron directas a la zona más profunda de mi...


Cuestión de química

Me desperté como siempre, desde hacía ya bastante tiempo, en medio de una pesadilla, pero esta vez en una cama extraña y desconocida. Con las manos empecé a tantear en la oscuridad, hasta encontrar mi móvil. ¡Uff, todavía son las dos de la mañana! - demasiado pronto incluso para...


El ingreso

Sus últimas instrucciones habían sido claras: Primero, vaya a la zona de urgencias de la clínica y hágase una P.C.R. Cuando le comuniquen el resultado - prosiguió -, pásese por la zona de admisión para realizar el ingreso, y ellos le indicarán lo que tiene que hacer después. ...


Om Namah Shivaya

Apenas quedan un par de horas para hacerme la dichosa PCR, el último salvoconducto que me permitirá poder ingresar en la clínica, este domingo por la tarde, de manera que los neurólogos puedan valorar los efectos que Parki ha producido en mi cuerpo, y decidir el siguiente paso. De mi...