Diario de un parkinsoniano

Página 3

¿Qué quieres ser de mayor?

Hace unos días mi teléfono volvió a vibrar y, como otras veces, en la pantalla apareció un número desconocido. Descolgué el teléfono para acercarlo hacía mi oreja, dispuesto a escuchar una voz fría, sintética y deshumanizada, ofreciéndome la mejor oferta del mega-universo de internet, preguntándome cómo demonios se había colado...


¡Es la hora, es la hora!

Si al leer el título de esta entrada has terminado inconscientemente la frase con “… es la hora de jugar”, retrocediendo a mediados de los 90, te voy a dar una mala noticia, que seguramente ya conozcas: Eres un poco viejuno, o por lo menos tanto como yo. Por aquel...


Día de escuela

Con esa puntualidad británica que le caracteriza, Parki volvió a despertarme a las cinco de la mañana. Por lo menos esta vez ya puedo desayunar y empezar a tomar toda la medicación - farfullé, a modo de consolación. Además, estaba bastante intrigado por las últimas palabras de los...


Challenge

Sobre las cinco de la mañana, los temblores me volvieron a despertar, como la noche anterior. Las dos miseras pastillas de levodopa que me habían dado (la última sobre las 10 de la noche), apenas me habían hecho efecto, probablemente porque fueron directas a la zona más profunda de mi...


Cuestión de química

Me desperté como siempre, desde hacía ya bastante tiempo, en medio de una pesadilla, pero esta vez en una cama extraña y desconocida. Con las manos empecé a tantear en la oscuridad, hasta encontrar mi móvil. ¡Uff, todavía son las dos de la mañana! - demasiado pronto incluso para...