Diario de un parkinsoniano

Página 3

Sólo queda esperar y ser paciente

A pesar de mis temblores, la noche transcurrió tranquila y sin complicaciones, pudiendo descansar lo suficiente. Me levanté varias veces para ir al baño, en medio de la noche, con precaución, siendo plenamente consciente de lo que me jugaba. En la última de mis visitas al baño, pude asomarme, al...


Un fin de semana de adaptación

Después de la primera reconexión, el día transcurrió bastante tranquilo, anodino y hasta aburrido. Antes de irse, la doctora me dió unas últimas instrucciones: Intenta descansar lo máximo posible, y si quieres ir al baño o asearte, procura estar siempre acompañado, para evitar caídas fatales e innecesarias -me dijo....


Una primera reconexión

El auxiliar que me iba a trasladar hasta la habitación 610 recibió el ok de nuestra partida, sobre la una de la tarde. Para entonces, y sobre las doce del mediodía, ya había tomado una nueva dosis de levodopa, en forma de pastilla amarilla de Sinemet, que apenas calmó mis...


En la UCI

Después de la visita a primera hora de la mañana de mis particulares vampiros, pude dormir un poquito… ni más ni menos que una media hora, justo antes de que unas siniestras sombras entraran en mi habitación, y zarandearan mi maltrecho cuerpo semi desnudo, desprovisto del ridículo camisón que me...


Una noche en la UCI

Me desperté medio aturdido, con la cabeza embotada, la boca pastosa y un terrible dolor procedente de mi garganta, como cuando me depertaba hace años a media tarde, después de una larga noche de juerga, con una de esas resacas horribles, en la que te engañas a tí mismo diciendo...